fbpx

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=”7 usos del café que tal vez no conocías” font_container=”tag:h2|text_align:center”][vc_column_text]Si preparas muchas tazas de café al día, te sorprendería la cantidad de ripio de café que terminas arrojando a la basura, y, después de leer este post, te sorprenderás de todo el valioso material que has desperdiciado. A pesar de que el principal uso del café tiene que ver con la infusión que nos tomamos en una taza,el café puede usarse para diversos y variados propósitos. De la misma forma en que fue descubierto, todos los usos del café que leerás a continuación también han obedecido a las leyes del azar, y, como la bebida, siguen siendo un tremendo éxito. Vamos a ver.[/vc_column_text][vc_single_image image=”1183″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_custom_heading text=”Exfoliante”][vc_column_text]Una vez hayas probado este procedimiento, lo seguirás haciendo de vez en cuando debido a sus maravillosos resultados, no sólo en la suavidad de la piel, sino para tratar la celulitis. Lo que debes hacer es mezclar el ripio del café con un poco de aceite de oliva (y de la esencia que más te guste),  frotarte la piel en la ducha, como con cualquier otro tipo de exfoliante. Notarás, al salir del baño y secarte, que millones de células muertas se han ido, y tu piel cobra una textura muy agradable al tacto.[/vc_column_text][vc_custom_heading text=”Tratamiento para el cabello”][vc_column_text]Ten en cuenta que este consejo es más apropiado para tratar cabellos oscuros, pues puede darle una tonalidad más oscura a cabelleras claras, como la de las personas rubias o canosas. Lo que debes hacer es tomar el ripio del café, frotarlo en el cuero cabelludo y dejarlo sobre el cabello durante unos veinte minutos. Enjuágalo, y notarás que tu cabello cobrará un brillo especial, como de comercial de acondicionador (sobre todo, si lo haces, por lo menos, cuatro veces al mes).[/vc_column_text][vc_single_image image=”1184″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_custom_heading text=”Repelente de gatos” font_container=”tag:h2|text_align:center”][vc_column_text]Sea porque no te gusten (y te visite el gato del vecino), o porque no deseas que tus gatos se acerquen a ciertos sitios de tu hogar, lo que puedes hacer es llenar pequeños recipientes de ripio de café y ubicarlos en el lugar en donde no deseas que frecuenten (un arreglo navideño, una planta, etc.). Aunque tú disfrutas el olor de un buen café, a los gatos les incomoda mucho. Si quieres potenciar mucho más este efecto repelente, puedes ubicar también cáscaras de naranja o mandarina (o gotas de zumo de limón) en esos lugares, y estos felinos permanecerán alejados de allí.[/vc_column_text][vc_custom_heading text=”Repelente de pulgas”][vc_column_text]Si, además, tus gatos o tus perros (o tú, quién sabe), tienen un serio problema con las pulgas, lo que puedes hacer es frotar el pelaje de tu mascota con ripio de café durante un minuto y luego enjuagar. Aunque a tus amigos peludos no les encante la idea de untarse de esa sustancia que invade sus tremendos olfatos, tampoco le gustará a la población de pulgas que puede estar proliferando en la piel de tus mascotas. Ten en cuenta que esto es útil únicamente para este tipo de parásitos; otros, como las garrapatas, requieren otros cuidados.[/vc_column_text][vc_single_image image=”1185″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_custom_heading text=”Compost”][vc_column_text]Se sabe que el café es bastante rico en minerales (como el fósforo o el potasio), así como en acidez. En especial, si el café es orgánico, puedes mezclar el ripio en tu compostera y le aportarás muchos nutrientes al sustrato que uses para las plantas en tu casa. Una receta muy sencilla para abonar tus plantas es licuar ripio de café con cáscaras de huevo y de banano, así como ripio de té. Puedes añadir media taza de agua, si quieres darle más viscosidad, y, luego de eso, mezclas este abono cerca de las raíces de tus plantas con la tierra en la que están sembradas.[/vc_column_text][vc_custom_heading text=”Artes plásticas”][vc_column_text]Para pintar con café, sólo necesitarás el ripio, con un poco de agua, un pincel y un papel (ojalá de acuarela). Aunque sólo tendrás una tonalidad, puedes experimentar con esta técnica y notarás la versatilidad de este material para lograr sombreados muy precisos y una difuminación tan interesante como la que notas a veces en el fondo de las tazas, una vez te has terminado el café (sí, esa que “leen” las brujas). Es un excelente recurso para los niños que están aprendiendo a pintar, así como para adultos que deseen decorar sus hogares con una pintura bastante original.[/vc_column_text][vc_custom_heading text=”Absorción de olores”][vc_column_text]Si frecuentas (o has ido) a una tienda de perfumes, habrás notado que, entre prueba y prueba, te dan a oler granos molidos de café. Lejos de lo que muchos podrían creer, no se trata de la experiencia que te intentan vender. Lo que sucede ahí es que el café es un material muy bueno para absorber olores, y, entre otras cosas, por esta razón, tal y como lo hemos señalado en este post, no debes guardarlo en la nevera. Puedes usar medias viejas para crear absorbentes de malos olores, sobre todo, en esos lugares en donde a veces se aloja la humedad (como alacenas, clósets, garajes o debajo de las sillas de un carro). Llena una media vieja con ripio de café (ya seco), anúdala y déjala sobre un recipiente plástico abierto (como un vaso desechable).[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Instagram
X